2012/08/24

En el andén




Hoy os invito a que el texto lo pongáis vosotros en vuestros comentarios.


(Entrada programada)

2 comentarios:

Maribel Porte dijo...

Algo tan simple como coger un bolígrafo y ponerte una calurosa noche de verano a escribir, puede significar un mundo, un mundo peligroso que puedes caer fácilmente dejándote llevar por esas ramas entrelazadas que son las ideas. Al principio es algo ocasional, por pura y simple curiosidad. Como ingenuo vas dando rienda suelta a tu imaginación, mirando de allí y allá aprendiendo poco a poco a desenvolver tu yo personal. Le pillas el gusto, entonces te lanzas a saborearlo. Sigues escarbando poco a poco y te vas dando cuenta que tenías un universo encerrado, entonces, tus pupilas se dilatan y quieres más. Buscas cada rincón inexplorado y lo plasmas con tinta en tu libreta. Le vas dando forma, tallas tu precioso diamante en bruto, pero aún te faltan los detalles. Obsesionado miras cada pequeña palabra que significa parte de lo que eres, le tienes tanto aprecio a cada una de ellas que te tiras las noches sin dormir, oyendo de lejos un reloj de bolsillo encima de la mesa. Tus dedos no dejan de articular. Un buen y desdichado día, te paras en un pozo oscuro y ves algo que brilla. Nunca antes habías conocido cosa igual. Al lado ves una advertencia que pone: NO PASAR. Te preguntas, te mueres por saber que se adentra en aquel foso que nunca conociste. Coges una cuerda y te dispones a bajar. Conforme bajas, sientes el calor que desprende aquel tesoro encadenado. Bajas y escuchas como voces de cal y canto que resuenan en tu cabeza una y otra vez. Tus dedos están entumecidos y la oscuridad allí es perpetua. Bajas y sientes sus latidos que te llaman, pero apenas puedes seguir, te llaman los de arriba desde hace mucho tiempo y producen un terrible dolor de cabeza pero ya te has involucrado demasiado, no puedes dar marcha atrás, has arriesgado mucho, estas tan cerca que puedes notar su aliento, tan sólo un paso más. De repente, la cuerda se rompe y caes de espaldas. Miras hacia los lados, lo ves, lo tocas. Ya lo has conseguido. Ahora permanecerás sepultado en el agujero de tu alma, sin esperanza de salir.
http://lacalzadademisilencio.blogspot.com.es/

La sonrisa de Hiperión dijo...

Pasan y pasan, y no dejan de pasar los trenes...

Saludos y feliz domingo.

LinkWithin

Related Posts with Thumbnails